Épera
   
 

El grupo étnico Épera, se ubica en el Ecuador en la Costa Norte, Provincia de Esmeraldas, Cantón Eloy Alfaro, parroquias Borbón y La Concepción. De acuerdo con su afinidad étnica y lingüística y a sus puntos originarios de migración, son una ramificación de los Eperara Sía o Emberá, uno de los grupos indígenas con mayor población en Colombia, localizada en la región del Chocó del litoral del océano Pacífico (riberas de los ríos Saija, Infi y Micay, en el departamento del Cauca). El grupo es producto de una emigración de una parte dicho grupo hacia el territorio ecuatoriano que ocurrió el año 1964; los recién llegados se asentaron en un sector ecológicamente similar a su territorio originario. 

Hablan la lengua Sia Pedee (también llamada Wamuna o Epena), que significa “voz de caña brava”; el castellano es su segunda lengua. Aproximadamente el 50% de la población es bilingüe funcional.

El grupo consta actualmente es de unas 250 personas, forma de asentamiento y tipo de vivienda.

En el Ecuador son de presencia tardía, producto de un proceso migratorio que se produce en 1964 desde el Chocó Colombiano, debido a la atracción provocada en ellos por las similitudes de esta región con el Chocó Ecuatoriano.

En Ecuador, los éperas están localizados en las Borbón y La Concepción del Cantón Eloy Alfaro; están distribuidos en las comunidades Borbón, Capricho, Palma, Bella Aurora, La  Concepción y Santa Rosa; en esta última, cerca del Río Cayapas se van a unificar las comunidades que anteriormente se denominaban La Cayapa y San Francisco de Cayapas.

La base de la organización social está constituida por las familias ampliadas de hasta 25 personas, aunque la tendencia se orienta a la conformación de familias nucleares. El liderazgo se mantiene sobre la base de linaje mítico-histórico, que ha devenido en parentelar, a través de un apellido (en Ecuador, los "Capena"), que es el Tachiakore o detentador del bastón de mando de los éperas; su mujer, lque también tiene un puesto importante a su lado, es la Tachinawe.

La Organización del grupo Épera es de carácter incipiente y su directiva se elige en Asamblea General. En 1990 se eligió el primer Presidente del Consejo de Gobierno de la Nacionalidad Epera. Es miembro de la CONAICE a nivel regional y de la CONAIE a nivel nacional.

Aunque su lengua se encuentra en peligro de perderse entre las nuevas generaciones, otras tradiciones y costumbres, como el trabajo agrario de carácter solidario, la caza y la pesca tradicionales, el conocimiento y la sabiduría ancestral, así como los nexos de parentesco en la familia ampliada, la vivienda tradicional, la música y el baile (karishipai), perduran aún, principalmente entre las mujeres.

Su economía se basa en la agricultura, realizada en pequeñas fincas familiares, la producción de las cuales se dedica en un 50%, aproximadamente, para el consumo familiar y lo restante para la venta). Se practica también la recolección, la pesca y la caza para el autoconsumo. Por otra parte, la artesanía, sobre todo cestería, está más enfocada al mercado. Existe, además, un gran número de personas (varones) que trabajan como asalariados en grandes fincas agrícolas de la zona o en empresas madereras. Los jóvenes emigran a las ciudades para realizar actividades informales, regresando a la comunidad en las festividades.

..................

CODEMPE, 2002